Qué riesgos corro?

Inicio Qué riesgos corro?

Toda persona que sale a caminar al campo o a la montaña, ya sea de excursionismo o a recolectar setas, debe saber que existen ciertos riesgos, tenerlos en cuenta y minimizarlos.

Riesgos comunes

Estos incluyen: cambios bruscos de tiempo, tormentas vespertinas de verano, pérdida de orientación, lesiones, náuseas por el calor, etc.

Entre las medidas básicas que minimizan estos riesgos y te permitirán caminar sin problemas y de forma segura está utilizar el calzado, la ropa y el equipo adecuados, llevar un botiquín y consultar la previsión del tiempo.

Número de contacto de emergencia: 112

Carreteras

En algunas ocasiones vas a tener que caminar por la carretera. Esto representa de por sí un riesgo. Aunque siempre se trata de carreteras con poco tráfico, por regla general éstas son más estrechas, tienen muchas curvas y rara vez tienen un arcén claramente demarcado por una línea blanca. Aunque avanzar por estas carreteras es relativamente cómodo, requieren mayor precaución.

Osos

Eslovaquia es un país montañoso y con muchos bosques. Por eso es un paraíso para todo tipo de animales salvajes. Sin embargo, siguiendo las siguientes dos reglas evitarás encontrártelos, especialmente a los osos.

La primera regla es planificar tus etapas para evitar caminar por zonas con muchos osos después del atardecer o antes del amanecer, es decir, a oscuras.

La segunda regla es anunciar tu presencia a lo lejos en lugares con vegetación más densa. Simplemente haz ruido: cantando, golpeando los bastones uno al otro, hablando, etc. Los osos, y la mayoría de los animales, son tímidos y prefieren evitar a las personas.

Un par de campanillas colgadas de tu mochila aumentan tu seguridad. También puedes comprar un spray especial contra osos, pero esto solo tiene sentido si lo llevas colgado del cinturón. De lo contrario se convierten en una inversión y una carga inútiles.

Es importante no dejar sobras de comida ni latas vacías por el camino. No solo contaminan la naturaleza, sino que además atraen animales a grandes distancias aumentando así el riesgo de que los peregrinos que vienen detrás de ti se topen con ellos.

Nota: Un miembro de nuestra asociación y excursionista avezado dice que aunque ha caminado mucho, nunca ha visto un oso. Pero está seguro de que muchos osos lo han visto a él.